sábado, 29 de octubre de 2011

Otoño

Poniendo un ejemplo extraño, como los que suelo usar en mis platicas cotidianas, sé que si despertara después de un año o varios meses de un coma en medio del campo mexicano a finales de octubre, podría saber la fecha inmediatamente. Quizá por el aire raro, la temperatura, los aromas, la imagen elegante de Luna y por otras tantas esencias de otoño que llevan estos últimos 7 año con año.

2 comentarios:

Guerrero dijo...

Cierto, esa atmósfera tan extraña que se vive en estas fechas, creo que no hay una semejante en otros momentos.

Saludos!!

PD: Es tu departamento el de la imagen? Que parece tienes buena vista.

Luyten dijo...

Así es , Guerrero, es mi depa y tiene muy buena vista :)