domingo, 7 de junio de 2015

Monterrey

En marzo de este año presenté un póster sobre un trabajo de radioastronomía amateur en un congreso en Monterrey. El trabajo consistía en una modernización del proyecto RadioJOVE de la NASA utilizando sintonizadores de televisión HD (SDR-RTL) de bajo costo. En aquellos días estaba demasiado sentimental como para hacer una reseña más o menos objetiva de aquel viaje. Alguna vez un amigo, estudiante de física, me advirtió del error que es andar con una mujer de tu misma área profesional, un consejo que me llegó muy tarde (y que meses después mi amigo tuvo que tragarse). Yo no diría que es un error pero si una apuesta arriesgada. Si las cosas funcionan por años, debe ser una experiencia muy bonita. Congresos, escuelas de verano, escuelas de invierno, estancias de investigación, viajar por el país y por el mundo juntos como pareja haciendo lo que los les gusta. Uno de esos romances dignos de una pantalla grande. Pero no, yo no tuve esa suerte. Cuando uno pierde esa apuesta se paga con una experiencia que puede llegar a ser bastante incomoda. Congresos, escuelas de verano, escuelas de invierno, estancias de investigación, viajar por el país y por el mundo topándote con exnovia, quizá por el resto de tu vida profesional. Por supuesto, si uno queda en buenos términos de amistad puede ser divertido, pero aquí es donde vuelvo a perder también.  Y como si el destino gozara de ver en desgracia a los mortales, mi cámara fue robada en el hotel en una situación tan extraña que parecía un relato de Sherlock Holmes. C'est la vie. No fue el viaje perfecto pero a pesar de todo lo disfruté mucho, y creo que eso es algo que puedo decir hasta ahora. Iba acompañado de buenos amigos que siempre supieron como animarme, aprendí mucho en muchos aspectos y, como siempre ocurre en estos eventos, conocí gente interesante y muy agradable. El drama de todos los días de un estudiante de ciencias.

4 comentarios:

Terem Alvet dijo...

¡Sí lo encontré!

Rodo, qué gusto volver a conversar contigo y, ¡leerte!

Cuéntame: ¿cómo te fue en la presentación de tu póster?

Las experiencias sentimentales en tu campo de trabajo me parecen una cosa muy complicada a veces.
Mi jefe y su esposa trabajan bajo la misma empresa y, cuando abrieron una nueva tienda en otra parte de la ciudad, comentó que pidió su cambio porque le parecía sano (hasta cierto punto) mantenerse alejados. Quisiera pensar que es también una cuestión de fortalecer su relación, aún cuando en el pasado hubo algunos conflictos y, lamentablemente, quedaron expuestos a sus compañeros de trabajo.
La situación no es muy diferente en el ámbito escolar. Lo que tu amigo dijo es bastante cierto y me deja pensando mucho.

Espero que estés muy bien y, ¡no dejes de lado la escritura!
Recuerda algo que tú mismo escribiste:
http://stg-pepper.blogspot.mx/2015/03/0225-am.html

Te mando un abrazo lleno de afecto, deseando, volver a leerte muy pronto.

Luyten dijo...

No me estas siguiendo :(. Pues el evento fue pequeño y estaba en un lugar algo alejado de las facultades de la UANL así que realmente no tuve mucho público jaja. Si, así llega a pasar. Conozco parejas que por otro lado se ven muy felices juntos en lo académico. Es cuestión de suerte, creo. ¡Espero no dejarla esta vez!

Saludos.

Terem Alvet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Terem Alvet dijo...

Apenas vi tu comentario y, ¡me ha sacado una gran risa y enorme sonrisa!

No sé como hacerle. Según yo, ya me hice miembro de tu blog. La verdad, tiene tanto tiempo que no le pico los botones a esta cosa, que no recuerdo bien como hacerme suscriptora de alguien (es más, debería mandarte la imagen de que soy miembro).

Volviendo al tema de lo antes publicado...

Menos mal que no hubo más gente de la debida. Tal vez no sea tan malo pero en situaciones así, la verdad, dudo que la gente sobre.
Es bien padre ver cuando esas relaciones, aunque en un futuro no sigan rindiendo frutos, al menos en ese momento hayan tenido la fortuna de haber ocurrido.
Venga, por otro lado, tengo ciertas dudas acerca de la suerte en ello.
Cuando nos esforzamos un poco, podemos lograr que pasen las cosas. Pues, vaya, no me parece prudente dejarle tanto el crédito como la "chamba" al destino.

Espero que, cuando leas éste comentario, realmente ya te esté siguiendo y no sea una mala broma hacia mi persona, por parte de la tecnología.

Cuídate mucho.