miércoles, 20 de octubre de 2010

Booklices

Empecé a notar hace algunos días que salía alguna especie de piojo-termita de mis libros. Ahora sé que se llaman Liposcelis entomophilus (Enderlein) y no son piojos realmente. Pero tengo mis dudas. El último que maté, aunque era igual al de la imagen, estaba más gordo y , aparentemente, lleno de sangre (¿o celulosa?).

5 comentarios:

Román Villalobos dijo...

¡Ahhh! ¡Yo no quiero algo así cerca de mis libritos!


:(

Luyten dijo...

Lo bueno es que ya no he visto esas cosas últimamente.

Agustina Giuliana dijo...

No sabía que mi blog salía en google... Muy bueno el tuyo, muy interesante! Viva la ciencia cósmica. Saludines desde Argentina

Guerrero dijo...

No sabía que existieran esas cosas, pero no quiero cerca a mis libros a nada ni nadie.

saludos

ODCYT dijo...

Ja, ni madres esas salen de tu ropa que lleva semanas ahi, jejeje cabron ya fumiga tu casa